Google+ Followers

27 de noviembre de 2013

Inauguración de "Mediterráneo Sur. Piedras con Pedigrí". En Tíltide.

Os damos la bienvenida a nuestro ESPACIO DE ARTE Y CULTURA, TÍLTIDE.


Ahora podéis contemplar la exposición Mediterráneo Sur. Piedras con pedigrí.


Una exposición conjunta inspirada en el mar, por el que los dos artistas, Ernesto Pedalino Y José Luis Fernández, se sienten profundamente atraídos.






En el trabajo de Ernesto Pedalino, se refleja la atracción que las piedras que abundan en las playas, al borde del mar, le motivan para realizar composiciones con diversos materiales, que en armónica conjunción con ellas, despiertan una sensación de belleza especial, al crear un objeto nuevo, distinto,  en el que el conjunto de las cosas que lo componen recrean una visión que sorprende y agrada al observador.



José Luis Fernández, en su línea de trabajo más conocida, la acuarela, recuerda momentos vividos junto al mar Mediterráneo, acuarelas realizadas de rincones intimistas que muestran lugares y momentos diversos,  algunos con el encanto especial de la cercanía, otros por el encuadre y el colorido, otros por la simplificación de las formas y otros por la abstracción, En consecuencia, es su forma de representar el puro sentimiento ante lo vivido y visto ante el mar.






















Os agradecemos vuestra compañía y buena acogida..... Y os esperamos cualquier tarde.
                           




Tíltide
Fernando el Católico, 28
Madrid. España

25 de noviembre de 2013

El Museo del Prado presenta la exposición “Historias Naturales".

[Img #15889]
“El Toro de Veragua” y “El Rapto de Europa








Un proyecto de Miguel Ángel Blanco, organizada con la colaboración especial del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y el apoyo de la Comunidad de Madrid. Veintidós intervenciones realizadas por el artista madrileño en las salas del Museo que consisten en la instalación de alrededor de 150 piezas de historia natural, procedentes en su mayoría del Museo Nacional de Ciencias Naturales del CSIC, animales, plantas o minerales; junto a 25 obras de la colección del Museo, que entrañan una estrecha relación con las mismas pero también con el propio edificio y con el entorno urbano del Paseo del Prado.

A través de la exposición, el Museo rinde homenaje a su historia y al origen de su edificio como museo de Historia Natural. Un 19 de noviembre de 1819, el Museo del Prado abría sus puertas por primera vez al público como Museo Nacional de Pinturas y Esculturas. Sin embargo, el primer origen del edificio neoclásico diseñado por Juan de Villanueva, que hoy sirve de sede al Museo del Prado, fue el de Real Gabinete de Historia Natural, tal y cómo lo ordenó Carlos III, en 1785.

Miguel Angel Blanco (Madrid, 1958), uno de los más destacados artistas españoles vinculados directamente a la naturaleza, subraya el aspecto histórico del Museo a través de veintidós intervenciones en las salas de la colección permanente que proponen aunar arte y naturaleza. Las piezas seleccionadas por el artista procedentes en su mayoría del Museo Nacional de Ciencias Naturales del CSIC, pero también de museos científicos como el Real Jardín Botánico (CSIC), el Museo de la Farmacia Histórica, el Museo de la Escuela de Minas y una obra del propio artista dialogan con los cuadros y esculturas del Prado e “interfieren” con ellos guiando al visitante en una nueva expedición “científico-artística”.


El edificio que hoy sirve de sede al Museo del Prado fue diseñado por el arquitecto Juan de Villanueva en 1785, como Gabinete de Historia Natural, por orden de Carlos III. Durante casi seis meses, las salas de la colección permanente albergarán, entre otras, algunas de las piezas que el propio Carlos III había adquirido al coleccionista y naturalista Pedro Franco Dávila para ese proyecto de Gabinete de Historia Natural que anteriormente había tenido como destino el Palacio de Goyeneche (actual sede de la Academia de Bellas Artes de San Fernando).



La exposición

“Historias Naturales. Un proyecto de Miguel Ángel Blanco” plantea veintidós intervenciones en las salas del Museo que consistirán en la instalación de alrededor de 150 piezas de historia natural -minerales, meteoritos, animales naturalizados y en etanol, fósiles, esqueletos, e insectos- junto a veinticinco obras de la colección del Museo, que entrañan una estrecha relación con las mismas pero también con el propio edificio y con el entorno urbano del Paseo del Prado.


El público visitante del Museo verá cumplidos los deseos de Carlos III de albergar en el edificio Villanueva un Gabinete de Historia Natural. Por vicisitudes de la historia, las ciencias y las artes ya convivieron bajo el mismo techo en dos ocasiones, en 1827 y durante la Guerra Civil cuando se depositaron en el Prado piezas del Real Jardín Botánico y del Museo de Ciencias para su mejor custodia.


Para llevar a cabo este regreso a la historia y origen del Museo, el artista Miguel Ángel Blanco no pretende reconstruir trescientos años después el Real Gabinete, “lo que he realizado en el Museo del Prado es una evocación de esa colección cuyo fantasma habita en el edificio Villanueva. Las veintidós intervenciones artísticas conforman un gabinete de futuro e incorporan un punto de vista creativo, interactuando con la colección permanente y favoreciendo una nueva forma de contemplación de las obras que ayude a su extensión imaginaria”.


22 Intervenciones artísticas – Miguel Ángel Blanco

La primera intervención que propone Blanco se desarrolla en la llamada rotonda de Ariadna presidida por la gran escultura recientemente restaurada “Ariadna dormida” (Anónimo, 150 – 175). A su lado, figura la escultura de Venus del delfín (Anónimo clásico, 140-150 d.C), la nueva protagonista de esta sala. Blanco ha suspendido del techo de la sala el esqueleto de un delfín procedente del Museo Nacional de Ciencias Naturales –“los huesos marmóreos del esqueleto se asimilan al mármol amarfilado de las esculturas”- proyectando su sombra sobre la Venus, “saltando como un leviatán para engullir a la diosa (…)”.


Otra de las instalaciones que mejor define la obra de Blanco dentro de las salas del Museo es su intervención en el emblemático cuadro de Joachim Patinir, El paso de la Laguna Estigia. El cuadro –uno de los que más ha fascinado al artista- deja de ser cuadro para convertirse en una extensión de la laguna. Se convierte en pigmento al situar en un primerísimo plano ante el cuadro una roca gigante de azurita (Museo Nacional de Ciencias Naturales -CSIC) –carbonato básico de cobre que Patinir utilizó como pigmento en la obra-, “que podríamos imaginar como resultado de la desecación de la laguna, con ayuda de la similitud entre la forma de su perfil y la de la piedra”.


La sala 55B del Museo es otro de los espacios convertidos en Gabinete por Blanco al introducir un esqueleto de una serpiente enroscada sobre sí misma junto a las tablas de la pareja de Adán y Eva de Durero. Se trata de uno de los más bellos ejemplares de la colección de herpetología del Museo de Ciencias Naturales. Los dos estudios de desnudos recuerdan, en esta instalación, más que nunca el interés de Durero por el tema de las proporciones humanas, “un empeño científico”, según Blanco. El artista muestra aquí una ambición estética en la colocación del esqueleto, y “la flexibilidad de la serpiente, debida a su grandísimo número de vértebras, hace eco a la sinuosidad de las figuras de Durero”. Procedentes también del Museo Nacional de Ciencias Naturales, llegarán tres anfibios y reptiles naturalizados y conservados en frascos históricos que acompañarán al óleo “El aquelarre” de Goya. Se trata de un sapo común (Bufo bufo), una cobra (Naja melanoleuca) y una salamandra (Salamandra salamandra gallaica). Junto al cuadro se colocará también el esqueleto de un murciélago conservado en una campana de cristal, así como el cráneo con cuernos de un alcélafo o búbalo común (Alcelaphus major) que se colgará de manera invertida.


Otra de las intervenciones más destacadas es la que aúna 19 meteoritos y el cuadro “Nacimiento de la Vía Láctea” de Rubens, entre ellos, el de Allende, uno de los más estudiados. Se trata de una condrita carbonácea cuya estructura sirve a los científicos para acercarse a los orígenes del Sistema Solar.


Tampoco dejarán indiferentes a los visitantes los 75 insectos que se situarán junto al tríptico “El carro del heno” de El Bosco. Las piezas, colectadas y estudiadas a lo largo de los últimos 100 años, y entre las que se encuentran libélulas, escarabajos, saltamontes, grillos, insectos palo, mantis religiosas y avispas, se mostrarán expuestas dentro de una gran caja. La mayoría proceden del extranjero, pero hay algunos ejemplares que fueron capturados en la Península y en las Islas Canarias, y alguno no muy lejos del Museo del Prado; es el caso de una libélula capturada en la Casa de Campo de Madrid.


Las veintidós instalaciones de Blanco se completan a través de la que el propio artista realiza con una de sus obras, “Libro-caja” nº 1072, perteneciente a su proyecto vital y creativo que mejor le identifica, la Biblioteca del Bosque. Dentro de esta biblioteca, Blanco guarda 1.131 libros-caja que contienen elementos naturales, creando en cada uno un micro-paisaje. El libro-caja que ha seleccionado para su intervención cobra este sentido frente al cuadro de Lucas van Valckenborch, “Paisaje con ferrerías”, 1595. Es según Blanco uno de sus libros-caja más paisajísticos, que se relaciona visualmente con los cuadros de paisajes de la sala 57 del Museo.



 “Me siento cercano, entre estos pintores flamencos, a Lucas van Valckenborch, que en algunas ocasiones se autorretrataba en sus cuadros, con un cuaderno de dibujo sobre las rodillas, revelando la práctica de observar el paisaje real (…)”. “De todos los entornos naturales, el bosque es mi lugar, el árbol mi igual”.


                                                                                                                      Miguel Ángel Blanco.
 [Img #15890]

17 de noviembre de 2013

MEDITERRÁNEO SUR. PIEDRAS CON PEDIGRÍ.



Es esta una exposición conjunta de Ernesto Pedalino y José Luis Fernández,  en la  que se muestran dos momentos de trabajo e  inspiración, influenciados por el mar Mediterráneo.

Se presenta en nuestra Galería de Arte, Tíltide, entre el 22 de noviembre y el 20 de diciembre de 2013.





En el trabajo de Ernesto Pedalino, se refleja la atracción que las piedras que abundan en las playas, al borde del mar, le motivan para realizar composiciones con diversos materiales, que en armónica conjunción con ellas, despiertan una sensación de belleza especial, al crear un objeto nuevo, distinto,  en el que el conjunto de las cosas que lo componen recrean una visión que sorprende y agrada al observador.



José Luis Fernández, en su línea de trabajo más conocida, la acuarela, recuerda momentos vividos junto al mar Mediterráneo, acuarelas realizadas de rincones intimistas que muestran lugares y momentos diversos,  algunos con el encanto especial de la cercanía, otros por el encuadre y el colorido, otros por la simplificación de las formas y otros por la abstracción, En consecuencia, es su forma de representar el puro sentimiento ante lo vivido y visto ante el mar.










Galería Tíltide.
Calle Fernado el Católico, 28.
Madrid. España.


11 de noviembre de 2013

José Luis Fernández.

Acuarelista, escultor, dedicado desde muy joven a la expresión artística en técnicas diversas: mixtas, collages,  tintas... Creador e impulsor de la Galería Tíltide, desde el año 2.000, donde se encuentra ubicado su estudio, y  en la que además de tener una exposición permanente de su obra, comparte el espacio  con otros grandes artistas.

 Acuarelas

         
      Donde el aire es verde  
Acuarela sobre papel. Marina.
        Medidas: 14 x 38 cms.
       480 €





Aire de sol
Acuarela sobre papel. Marina.
Medidas: 56 x 76 cms
1.800 €





Arroyo del olvido
Acuarela sobre papel. Paisaje.
Medidas: 18 x 28 cms
480 €




   
Invierno
Acuarela sobre papel. Bodegón.
Medidas: 56 x 76 cms.
1.800 €





La Biblioteca
Acuarela sobre papel. Paisaje urbano.
Medidas: 28 x 38 cms.
650 €




La caricia del azul
Acuarela sobre papel. Marina.
Medidas: 76 x 100 cms.
2.300






La huella del aire
Acuarela sobre papel. Marina.
Medidas: 25 x 57 cms.
750 €






Verdes de Valencia
Acuarela sobre papel. Paisaje urbano.


Medidas: 28 x 38 cms.
650 €


Currículum

EXPOSICIONES INDIVIDUALES


Desde 1988, hasta hoy, expone individualmente en diferentes Galerías
de Arte, en Madrid, Almería,  Zaragoza y Pedraza (Segovia).
A partir del año 2000, expone en la Galería Tíltide, donde instala su estudio
y realiza exposiciones anuales, estando su obra permanentemente a disposición
del público.



CERTÁMENES


1986   X Certamen Nacional de Acuarela.Madrid                 
1987   XI Certamen Nacional de Acuarela.Madrid
1990   XVII Exposición de Acuarelas de la A.E.D.A.Madrid.
1991   Exposición Nacional de Acuarela.Madrid.
1992   LIX Salón de Otoño.Madrid.
           XXX Exposición de San Isidro de Temas Madrileños.
           Certamen de Acuarela de la Casa del Reloj.Madrid.
1993   I Salón de Invierno de Acuarelas. Madrid.                            
1996   XXXIV Exposición de San Isidro de Temas Madrileños.
           XXIII Exposición de Acuarelas de la A.E.D.A.Madrid.
           LXIII Salón de Otoño.Madrid.
           IV Salón de Invierno de Acuarelas.Madrid.
1997   XXIV Exposición de Acuarelas de la A.E.D.A.Madrid
           Galería Gaudí.Colectiva.Madrid.
          VIII Certamen de Acuarelas "El Tormo".Cuenca.
1998     I Salón de Acuarela y la Navidad. Madrid.               
1999    VI Salón de Invierno de Acuarelas . Madrid.                                                                                          
2007    IV Certamen Francisco Revelles de Acuarela
                                                              

OBRA PERMANENTE EN INSTITUCIONES Y COLECCIONES

Mural escultórico taurino (25 mts) situado en el vestíbulo de la estación de Metro de la Plaza de Toros de Ventas. Madrid.
Obra Cultural de la Caja de Ahorros de Almería.   
Ayuntamiento de Madrid.
Comunidad de Madrid.
Ayuntamiento de Pedraza. Segovia.
Colecciones privadas en España: Madrid, Barcelona, Mallorca, Zaragoza, Vigo, Orense, Almería, Oviedo y Segovia.
en la Unión Europea: París, Italia y Escocia.

BLIOGRAFÍA

Acuarela. Exposición Nacional.(Catálogo). Ayuntamiento de Madrid. Madrid 1991. Págs. 84 y 186.
LIX Salón de Otoño.(Catálogo). Asociación Española de Pintores y Escultores. Madrid 1992. s/p, nº 29.
"Nueva estación de Metro en Ventas".Ya. Madrid, 9 de mayo de 1989. Pág, 21.
"El mural escultórico de José Luis Fernández González."Tecniarte.Madrid, 25 de junio de 1991. Págs.18 a 22.
"Acuarelas de José Luis Fernández". El Punto de las Artes.Madrid, 18 a 24 de febrero 1994.
LXIII Salón de Otoño.(Catálogo.). Asociación Española de Pintores y Escultores. Madrid 1996.Pág. 56.
Diccionario de Pintores y Escultores del siglo XX.Ed. Forum Artis.
“Trazo casual”. El Mundo. MetropoliMadrid, 16 de marzo de 2001, pág. 48.
“Paisaje Urbano”. El Mundo.Metrópoli.Madrid, 8 de junio de 2001, pág. 42.
“Lienzos de verano”. El Mundo . Metrópoli.Madrid, 7 de diciembre de 2001, pág. 50
 Desde el año 2001, criticas de las exposiciones en El Punto de las Artes.
  


“Instante”

Mural escultórico de José Luis Fernández, construido en acero cortén, cobre y latón, situado en el Vestíbulo de la Estación de Ventas del Metro de Madrid. Medidas: 25 x 3 metros.  

6 de noviembre de 2013

"La chica de la cola de Caballo" de Picasso.


Aprovechando que esta semana el grupo de Tíltide ha recorrido en el Museo Reina Sofía el itinerario denominado Feminismo. Una mirada feminista sobre las vanguardias, he traído hasta aquí un hermoso rostro femenino pintado por Picasso. Lo encontré en un blog amigo, BLOGOSFERIA, y lo guardé para una ocasión especial. Estoy segura de que os gustará.


Era la primavera de 1954, y en el pueblo de Vallauris, en la Riviera francesa, una chica tímida de 19 años llamada Sylvette David estaba sentada a la luz  del sol,con sus amigas. 

De pronto, como por arte de magia, apareció un retrato por encima del muro del patio contiguo. Muy lentamente, ante ellas se reveló un rostro inconfundiblemente parecido al de Sylvette, con su distintiva cola de caballo y sus ondas doradas.
                                        
                                                      

 El resultado fue Muchacha con cola de caballo, una de las pinturas más representativas de Picasso.

 Era una obra del dueño del patio de al lado, el habitante más famoso de Vallauris: Pablo Picasso..El artista, fascinado por la belleza de la joven la había pintado de memoria.




             

 Se abrió una puerta en el muro, las amigas corrieron al patio y encontraron al artista. Mientras las llevaba adentro para que conocieran su estudio, sorprendió a Sylvette al pedirle que posara para él.

          
 A la mañana siguiente, por la mañana, a finales de abril de 1954, Sylvette se presentó en el taller. “Picasso me dio un beso en cada mejilla. Olía bien, estaba recién afeitado. Me pidió con amabilidad que me sentase en una mecedora frente a la ventana y, lo más importante, que me mantuviese de perfil.  Quiso pagarme por el posado. Me negué, porque creía que si aceptaba, entonces tenía que posar desnuda. Estaba totalmente equivocada: nunca me lo pidió. 

                                                                                       


           



Lydia Corbett, aka Sylvette David, sur sa relation avec Picasso dans un entretien avec Grégoire Jeanmonod.

  Un aspecto curioso de la serie de retratos de Sylvette que pintó Picasso es que en algunos de ellos la modelo aparece sin boca. “Solía pintarme así porque mi timidez me impedía hablar”, cuenta Sylvette.                                          

                                
                            

                       
Siguieron rápidamente más de 40 retratos de su nueva musa, pues el artista trabajó con ella sin descanso a lo largo del verano.

                  

                                                              

                                      

Sylvette David rememora aquellas sesiones de posado durante la primavera de 1954: ”Después de una sesión, me mostró mi retrato con un suéter azul marino de cuello alto, y me preguntó: “¿Te gusta?” Yo susurré: “Sí, señor Picasso.” Al día siguiente, al llegar a su estudio, descubrí que había hecho desparecer el jersey de la tela y  me había pintado desnuda. “Sylvette, no estás enojada?” Sin sonrojarme esta vez, respondí: “No, me parece muy bien, no me molesta en absoluto.



                                                      

“Un día me dijo que le encantaba mi cola de caballo y mis mechones de pelo colgando a los costados de mi largo cuello”.

 Incluso Brigitte Bardot, quien era ya una gran estrella, adoptó el estilo “Sylvette”. Sylvette comentó en una ocasión: “La Bardot tenía el pelo castaño, pero me dijeron que se volvió rubia porque a su esposo, Roger Vadim, le gustaban mis fotos. Ella cuenta en su autobiografía que pidió posar para Picasso, pero él se negó porque ya me había pintado a mí.

                                                                         

       
 La actriz escribió que ella y yo éramos ‘como dos gotas de agua’, pero aunque es cierto que nos parecíamos mucho y teníamos la misma edad, éramos muy diferentes. Una vez la vi con Vadim en el bulevar de La Croisette, en Cannes. Rebosaba sensualidad y seguridad en sí misma. Era toda una mujer, mientras que yo era una chica tímida, asustadiza y ansiosa por agradar a los demás.
                                      
”En una oportunidad el director Jacques Tati me paró en la calle y me pidió que apareciera en su próxima película. Pero, a diferencia de Brigitte Bardot, yo no deseaba trabajar en el cine. Quería pintar, tener una familia y llevar una vida tranquila”.


                                                 
                  
                                        With Sylvette David


                                 

                              Sylvette David_1954_2          

                                    


                           Portrait_de_Sylvette_David 01_1954


                                                              

                                                                         
                      
 En estas imágenes en el taller de su novio,inglés y artista también...

                                                 
                                              
                                                                                                                         
                                                        

                                                                                                   

                                       


                      

                       

                            

                                            

                                          



                                                                 

 Ésta es la casa donde Sylvette vivía con sus padres,artistas también...padre francés,madre inglesa...

                                                                       
                                                               
 Aquí,"la chica de la cola de caballo" con el retrato que Picasso le regaló...ella misma lo escogió..

                                                        


Años más tarde...Sylvette fue a visitar a Picasso con su hija..
                                                                    

                              

                                           

Típico de la Sylvette exposición recibida es esta revista propagación

                                          Sylvette is a shy little girl, but her neighbor happens to be the artist Pablo Picasso. Attracted by Sylvette's classical facial profile and her lovely ponytail hair style, Picasso convinces her to overcome her shyness and pose for a series of artworks. These drawings, paintings, and sculptures soon become world famous, and encouraged to abandon her shyness, Sylvette herself begins a career as a f...

                                                                                       

                                                    Picasso---Pablo-Picasso-and-Carl-Nesjar---Sylvette---1970---c-Jannes-Linders---

Con los años...la chica de la coleta...se convirtió en una artista...orgullosa de haber hecho de modelo del genial pintor.

                                           

                                                          


Doy las gracias a  BLOGOSFERIA  por el contenido de esta entrada. Sus imágenes preciosas y elegantes, sus palabras acertadas, siempre; su color y alegría llegan hoy hasta aquí. Muchas gracias.
Os amino a visitarlo: http://blogosferia.blogspot.com.es/

      
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...