Google+ Followers

26 de diciembre de 2013

Ahora en Tíltide...

Rafael Castex





Vista de Madrid 
Técnica: Acuarela sobre papel.
Medidas: 50 x 37 cms.
     450 €


Alcázar de Segovia 
Técnica: Acuarela sobre papel.
Medidas: 50 x 37 cms.
     450 €



Canal de Castilla 
Técnica: Acuarela sobre papel.
Medidas: 50 x 37 cms.
     450 €




Catedral de Ávila 
Técnica: Acuarela sobre papel.
Medidas: 50 x 37 cms.
     450 €





Locomotora LBA 1889 
Técnica: Acuarela sobre papel.
Medidas: 40 x 26 cms.
     300 €




Curriculum


RAFAEL CASTEX DOMINGO.Nacido en Madrid,en 1953.Titulado en Decoración de Interiores por la Escuela de Artes Aplicadas y Oficios Artísticos, curso 1973. Pintando a la acuarela desde los años 80 y realizando exposiciones a partir de 1986.


EXPOSICIONES REALIZADAS

1986       Galería Acuarela         Madrid
1987       Galería Bertaud          Madrid
1987       Galería Club 24           Madrid
1987       Galería Acar                Motril
1988       Galería CAMPM          Madrid
2003       Galería Tíltide              Madrid
2004       Galería Tíltide              Madrid
2009       Galería AEDA             Madrid
2009       Galería Juca Claret      Madrid
2009       Galería Saoba             Madrid                        Colectiva
2009       Galería Tíltide              Madrid                        Colectiva
2009       XIX Feria Artistas        Madrid                         Colectiva
2010       Galería Zaca               La Granja  Segovia
2010       Galería AEDA             Madrid                         Colectiva
2010       Galería ARTES           Avila                            Colectiva
2010       Galería ARTES           Avila
2010       XX Feria Artistas         Madrid
2011       Galería ARTES           Avila                            Colectiva
2011       Galería Zaca               La Granja  Segovia       Colectiva
2011       Feria ALMONEDA      Madrid
2011       Galería Un Enfoque Personal      Segovia
2011       Feria ARTEANDO      Irún                              Colectiva

22 de diciembre de 2013

El Cristo de Velázquez y el convento de San Plácido en Madrid.



En la madrileña calle de San Roque se alza el convento de San Plácido, fundado por doña Teresa Valle de la Cerda en 1623. Antes de tomar los hábitos, la buena señora había mantenido relaciones amorosas con don Jerónimo de Villanueva, protonotario del reino y amigo personal de Felipe IV. Tras recibir de súbito la llamada divina, doña Teresa logró convencer a su antiguo prometido para que cediera un inmueble adyacente a su palacio, donde instaló un convento de monjas benedictinas. De este modo, don Jerónimo acabó viviendo al lado de doña Teresa, separado de ella tan solo por un muro y por las más severas prohibiciones del catolicismo.

Don Jerónimo visitaba con frecuencia a las monjas de San Plácido, que eran sus protegidas. Un día como otro cualquiera observó a través de las celosías del locutorio la belleza de una de las hermanas, llamada sor Margarita. Lo comentó con el rey y al domingo siguiente pudo éste también comprobarlo durante la correspondiente visita, despertándose así en el monarca un ardiente deseo por la monja. 

Sabiendo que palacio y convento se hallaban pared por medio, Felipe IV exigió a Villanueva que abriera un acceso que le permitiera entrar en la celda de sor Margarita. Don Jerónimo, viéndose en un aprieto ―ya que no podía negarse al capricho real―, le comunicó a la priora las intenciones del rey. Doña Teresa, tras escucharle en silencio, le indica que cumpla la orden y añade enigmática: «Dios proveerá.» 




Dicho y hecho. La perforación se lleva a cabo con la mayor diligencia posible, y una vez terminada se informa al rey. Eran las once de la noche cuando el monarca atravesó el paso y penetró en el convento, dirigiéndose directamente a la celda de sor Margarita. Al abrir la puerta, su sorpresa fue grande: allí estaba la monja, inerte en un ataúd, amortajada y rodeada de blancos almohadones entre los rezos de sus compañeras. Don Felipe, aterrorizado, hizo la promesa de regalar al convento, en acto de desagravio, un cuadro que representara a Cristo obra de su pintor de cámara, Diego Velázquez, así como un reloj que tocaría a muerte cada cuarto de hora. 

La treta de la priora dio resultado sólo por el momento, pues el monarca no tardó en descubrir el engaño. Tornó al convento y tomó lo que quiso. Se descubrió la profanación e intervino el Santo Oficio. Como éste no se atrevió a proceder contra el rey, descargó su indignación en Villanueva, que fue aprehendido.

El preso apeló al conde-duque, ya que todo se había hecho con conocimiento y anuencia de Olivares. El valido fue tajante. Llamó al inquisidor general y le dio a escoger: o una pensión de 1.700 ducados y el retiro en Córdoba para siempre a cambio de su espontánea dimisión, o le quitaba los beneficios eclesiásticos y le desterraba de España. El inquisidor aceptó la primera propuesta, advirtiendo que el proceso iba ya camino de Roma, llevado por el escribano Alfonso de Paredes. Se detuvo a Paredes cuando arribó a Génova y se recuperó el expediente, que fue quemado en la cámara real en presencia del monarca. Paredes dio con sus huesos en la cárcel y Villanueva fue liberado, aunque se le impuso la pena de prisión privada, la obligación de ayunar todos los viernes y la de no volver a pisar el convento de San Plácido, pero sí otorgarle un cuantioso donativo. 

El contenido lo he tomado prestado de un blog interesante y divertido que os dejo a continuación:

http://lasgatasmad.blogspot.com.es/

6 de diciembre de 2013

"El Instante taurino" de José Luis Fernández.



Se trata de una serie de tintas seriadas para un estudio preliminar del Mural Escultórico Taurino, "Instante", que el artista realizó en 1989 para el vestíbulo de Metro de la Plaza de Toros de Ventas de Madrid. Tiene una longitud de 25 metros y una altura de 3.



Del estudio preliminar para esta  obra, surgieron los dibujos que ahora presenta el  artista y que evocan distintas suertes de la fiesta taurina, un acontecimiento marcado por la estética y la elegancia.


 Y en la mente la faena.
La espera.
Por si las cosas van mal.
Fíjate en mí.
Y si en algún momento...
¿Pensarán rayos verdes y naranjas?
Gira y gira hasta el dolor.
Las cintas de la suerte.
El miedo en colores.

Os dejo con algunos de ellos.













Si quieres saber más sobre este artista pincha sobre su nombre
 http://tiltide.blogspot.com.es/2011/05/jose-luis-fernandez.html

4 de diciembre de 2013

Mengs en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando.

Anton Raphael Mengs y la Antigüedad
Mengs es bien conocido por ser uno de los principales representantes de la estética neoclásica en Europa. Junto a su faceta de pintor es igualmente interesante y sobresaliente su papel como pedagogo, teórico, coleccionista, estudioso de la Antigüedad e incluso arqueólogo. Dichos aspectos pueden ilustrarse en gran medida a través de la recopilación de vaciados en yeso de esculturas que donó a Carlos III para que fueran útiles dentro del programa formativo de la Academia madrileña, en el que su aportación había sido decisiva.
Esta colección no debe ser considerada sólo como una prueba de generosidad del maestro con la Academia, o como un simple conjunto de copias en yeso destinado a la enseñanza, sino que además, nos hallamos ante un verdadero instrumento para educar el gusto y la destreza de muchos artistas españoles, y ante un utensilio básico e imprescindible para el estudio de la escultura antigua y determinante para el cambio estético que se produciría en aquellos años.
Los vaciados responden y manifiestan a un tiempo los ideales estéticos y las teorías del Neoclasicismo que tanto Mengs como su amigo Winckelmann exponían en sus obras y escritos. Nombrado primer pintor de Cámara de Carlos III, para Mengs sólo había un procedimiento válido de acercarse al arte: imitar la Antigüedad. Los artistas griegos habían alcanzado la perfección y, a juicio de Mengs, imitar sus obras conduciría a la comprensión y asimilación de la excelencia absoluta. El propio artista se atrevió a emprender una serie de experimentos arqueológicos utilizando sus vaciados para entender el aspecto que habían tenido las estatuas originales creadas por los clásicos.

Estos modelos escultóricos expresan también el interés hacia todo lo antiguo que se estaba experimentando en el siglo XVIII y reflejan el dinámico mercado anticuario romano, poblado de restos arqueológicos, falsificaciones y souvenirs, en el que era fundamental la intervención de restauradores y escultores.
A través de los modelos en yeso, dibujos del artista copiando o interpretando la Antigüedad, libros, documentos y otros objetos, la exposición Anton Raphael Mengs y la Antigüedad explora con rigor, a partir de una profunda reflexión científica, los aspectos mencionados. También se reconstruye el transporte de los vaciados a la corte madrileña, así como la función que cumplieron en la vida didáctica de la Academia y la influencia que ejercieron sobre sus discípulos y los principiantes en la institución artística.

La exposición sólo es posible en el marco de la Real Academia, donde se conservan los vaciados escultóricos recopilados por Mengs en Roma y Florencia, porque la fragilidad de estos yesos históricos y su vulnerabilidad imposibilita su traslado a cualquier otra sede. Ésta es la primera exposición celebrada en España en torno al análisis de los modelos estéticos de Mengs y su construcción crítica de los principios clasicistas. La reunión de las obras que la conforman permite ilustrar un momento histórico de gran relevancia en la evolución del arte occidental. 
La exposición Anton Raphael Mengs y la Antigüedad coincide con el 250 aniversario del nombramiento del pintor como Académico honorario.

HASTA EL 23 DE ENERO DE 2014.

2 de diciembre de 2013

63 obras maestras de la Colección Masaveu se muestran en CentroCentro de Cibeles.


Bartolomé Esteban Murillo. Virgen con el Niño, hacia 1660-1665. Propiedad: Corporación Masaveu. © De la reproducción: Fundación María Cristina  Masaveu, 2013. Autor de la fotografía: Marcos Morilla






Bartolomé Esteban Murillo. Virgen con el Niño, hacia 1660-1665.



Se ha abierto al público en CentroCentro Cibeles la muestra "Colección Masaveu:  Del Románico a la Ilustración. Imagen y materia", que, bajo el comisariado de Ángel Aterido,  mostrará una 
selección de las mejores obras que componen los fondos privados de los Masaveu, atesorados a través de tres generaciones de esta familia de empresarios e industriales asturianos que, además de adquirir 1.500 piezas artísticas, muchas de primer nivel, impulsaron, a mediados del s XIX, la apertura de la primera galería asturiana.

La conservación y difusión de esta colección corresponde desde 2006 a la Fundación María Cristina Masaveu Peterson, organizadora junto a CentroCentro de esta exposición, que da continuidad al programa-homenaje a los coleccionistas "Mecenazgo al servicio del arte", del que ya formaron parte las muestras dedicadas a los legados de la Casa de Alba y de Helga de Alvear.


El Greco. El Expolio de Cristo. Propiedad: Corporación Masaveu. © De la reproducción: Fundación María Cristina  Masaveu, 2013. Autor de la fotografía: Marcos Morilla   Santa Ana triple (Santa Ana, la Virgen y el Niño). Anónimo siglo XVI. Propiedad: Corporación Masaveu. © De la reproducción: Fundación María Cristina  Masaveu, 2013. Autor de la fotografía: Marcos Morilla.
El Greco. El Expolio de Cristo (fragmento). Propiedad: Corporación Masaveu. © De la reproducción: Fundación María Cristina Masaveu, 2013.
Santa Ana triple (Santa Ana, la Virgen y el Niño). Anónimo siglo XVI. Propiedad: Corporación Masaveu. © De la reproducción: Fundación María Cristina Masaveu, 2013.  Autor de laS fotografíaS: Marcos Morilla

Veremos en CentroCentro pinturas y esculturas de temática religiosa y fechadas entre los siglos XII y XIX que se exhiben por primera vez unidas, entre ellas Virgen con el Niño y Santo Domingo de Guzmán de MurilloSanta Catalina e Inmaculada Concepción de Alonso CanoLas tentaciones de San Antonio de El BoscoEl Expolio de Cristo y Santa María Magdalena de El Greco y una cuidada selección de pinturas flamencas e italianas y piezas de maestros anónimos medievales.

En el proceso de preparación de esta exhibición se han catalogado piezas inéditas, como San Diego de Alcalá de Pedro de Mena, antes atribuida a Alonso Cano o considerada anónima, o la talla San José y el Niño, asignada al círculo de Salzillo, y otras obras han cambiado de atribución, como Liberación de San Pedro, de Zurbarána Cavarozzi o El profeta Daniel, de Diego de la Cruz al Maestro de San Nicolás.


Mathis Gerung. El campamento de Holofernes, 1538. Propiedad: Corporación Masaveu © de la fotografía: Fundación María Cristina Masaveu Peterson. Autor: José Baztán, 2013
Mathis Gerung. El campamento de Holofernes, 1538. Propiedad: Corporación Masaveu © de la fotografía: Fundación María Cristina Masaveu Peterson. Autor: José Baztán, 2013


Informaciön obtenida de


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...