Google+ Followers

26 de diciembre de 2013

Ahora en Tíltide...

Rafael Castex





Vista de Madrid 
Técnica: Acuarela sobre papel.
Medidas: 50 x 37 cms.
     450 €


Alcázar de Segovia 
Técnica: Acuarela sobre papel.
Medidas: 50 x 37 cms.
     450 €



Canal de Castilla 
Técnica: Acuarela sobre papel.
Medidas: 50 x 37 cms.
     450 €




Catedral de Ávila 
Técnica: Acuarela sobre papel.
Medidas: 50 x 37 cms.
     450 €





Locomotora LBA 1889 
Técnica: Acuarela sobre papel.
Medidas: 40 x 26 cms.
     300 €




Curriculum


RAFAEL CASTEX DOMINGO.Nacido en Madrid,en 1953.Titulado en Decoración de Interiores por la Escuela de Artes Aplicadas y Oficios Artísticos, curso 1973. Pintando a la acuarela desde los años 80 y realizando exposiciones a partir de 1986.


EXPOSICIONES REALIZADAS

1986       Galería Acuarela         Madrid
1987       Galería Bertaud          Madrid
1987       Galería Club 24           Madrid
1987       Galería Acar                Motril
1988       Galería CAMPM          Madrid
2003       Galería Tíltide              Madrid
2004       Galería Tíltide              Madrid
2009       Galería AEDA             Madrid
2009       Galería Juca Claret      Madrid
2009       Galería Saoba             Madrid                        Colectiva
2009       Galería Tíltide              Madrid                        Colectiva
2009       XIX Feria Artistas        Madrid                         Colectiva
2010       Galería Zaca               La Granja  Segovia
2010       Galería AEDA             Madrid                         Colectiva
2010       Galería ARTES           Avila                            Colectiva
2010       Galería ARTES           Avila
2010       XX Feria Artistas         Madrid
2011       Galería ARTES           Avila                            Colectiva
2011       Galería Zaca               La Granja  Segovia       Colectiva
2011       Feria ALMONEDA      Madrid
2011       Galería Un Enfoque Personal      Segovia
2011       Feria ARTEANDO      Irún                              Colectiva

22 de diciembre de 2013

El Cristo de Velázquez y el convento de San Plácido en Madrid.



En la madrileña calle de San Roque se alza el convento de San Plácido, fundado por doña Teresa Valle de la Cerda en 1623. Antes de tomar los hábitos, la buena señora había mantenido relaciones amorosas con don Jerónimo de Villanueva, protonotario del reino y amigo personal de Felipe IV. Tras recibir de súbito la llamada divina, doña Teresa logró convencer a su antiguo prometido para que cediera un inmueble adyacente a su palacio, donde instaló un convento de monjas benedictinas. De este modo, don Jerónimo acabó viviendo al lado de doña Teresa, separado de ella tan solo por un muro y por las más severas prohibiciones del catolicismo.

Don Jerónimo visitaba con frecuencia a las monjas de San Plácido, que eran sus protegidas. Un día como otro cualquiera observó a través de las celosías del locutorio la belleza de una de las hermanas, llamada sor Margarita. Lo comentó con el rey y al domingo siguiente pudo éste también comprobarlo durante la correspondiente visita, despertándose así en el monarca un ardiente deseo por la monja. 

Sabiendo que palacio y convento se hallaban pared por medio, Felipe IV exigió a Villanueva que abriera un acceso que le permitiera entrar en la celda de sor Margarita. Don Jerónimo, viéndose en un aprieto ―ya que no podía negarse al capricho real―, le comunicó a la priora las intenciones del rey. Doña Teresa, tras escucharle en silencio, le indica que cumpla la orden y añade enigmática: «Dios proveerá.» 




Dicho y hecho. La perforación se lleva a cabo con la mayor diligencia posible, y una vez terminada se informa al rey. Eran las once de la noche cuando el monarca atravesó el paso y penetró en el convento, dirigiéndose directamente a la celda de sor Margarita. Al abrir la puerta, su sorpresa fue grande: allí estaba la monja, inerte en un ataúd, amortajada y rodeada de blancos almohadones entre los rezos de sus compañeras. Don Felipe, aterrorizado, hizo la promesa de regalar al convento, en acto de desagravio, un cuadro que representara a Cristo obra de su pintor de cámara, Diego Velázquez, así como un reloj que tocaría a muerte cada cuarto de hora. 

La treta de la priora dio resultado sólo por el momento, pues el monarca no tardó en descubrir el engaño. Tornó al convento y tomó lo que quiso. Se descubrió la profanación e intervino el Santo Oficio. Como éste no se atrevió a proceder contra el rey, descargó su indignación en Villanueva, que fue aprehendido.

El preso apeló al conde-duque, ya que todo se había hecho con conocimiento y anuencia de Olivares. El valido fue tajante. Llamó al inquisidor general y le dio a escoger: o una pensión de 1.700 ducados y el retiro en Córdoba para siempre a cambio de su espontánea dimisión, o le quitaba los beneficios eclesiásticos y le desterraba de España. El inquisidor aceptó la primera propuesta, advirtiendo que el proceso iba ya camino de Roma, llevado por el escribano Alfonso de Paredes. Se detuvo a Paredes cuando arribó a Génova y se recuperó el expediente, que fue quemado en la cámara real en presencia del monarca. Paredes dio con sus huesos en la cárcel y Villanueva fue liberado, aunque se le impuso la pena de prisión privada, la obligación de ayunar todos los viernes y la de no volver a pisar el convento de San Plácido, pero sí otorgarle un cuantioso donativo. 

El contenido lo he tomado prestado de un blog interesante y divertido que os dejo a continuación:

http://lasgatasmad.blogspot.com.es/

6 de diciembre de 2013

"El Instante taurino" de José Luis Fernández.



Se trata de una serie de tintas seriadas para un estudio preliminar del Mural Escultórico Taurino, "Instante", que el artista realizó en 1989 para el vestíbulo de Metro de la Plaza de Toros de Ventas de Madrid. Tiene una longitud de 25 metros y una altura de 3.



Del estudio preliminar para esta  obra, surgieron los dibujos que ahora presenta el  artista y que evocan distintas suertes de la fiesta taurina, un acontecimiento marcado por la estética y la elegancia.


 Y en la mente la faena.
La espera.
Por si las cosas van mal.
Fíjate en mí.
Y si en algún momento...
¿Pensarán rayos verdes y naranjas?
Gira y gira hasta el dolor.
Las cintas de la suerte.
El miedo en colores.

Os dejo con algunos de ellos.













Si quieres saber más sobre este artista pincha sobre su nombre
 http://tiltide.blogspot.com.es/2011/05/jose-luis-fernandez.html

4 de diciembre de 2013

Mengs en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando.

Anton Raphael Mengs y la Antigüedad
Mengs es bien conocido por ser uno de los principales representantes de la estética neoclásica en Europa. Junto a su faceta de pintor es igualmente interesante y sobresaliente su papel como pedagogo, teórico, coleccionista, estudioso de la Antigüedad e incluso arqueólogo. Dichos aspectos pueden ilustrarse en gran medida a través de la recopilación de vaciados en yeso de esculturas que donó a Carlos III para que fueran útiles dentro del programa formativo de la Academia madrileña, en el que su aportación había sido decisiva.
Esta colección no debe ser considerada sólo como una prueba de generosidad del maestro con la Academia, o como un simple conjunto de copias en yeso destinado a la enseñanza, sino que además, nos hallamos ante un verdadero instrumento para educar el gusto y la destreza de muchos artistas españoles, y ante un utensilio básico e imprescindible para el estudio de la escultura antigua y determinante para el cambio estético que se produciría en aquellos años.
Los vaciados responden y manifiestan a un tiempo los ideales estéticos y las teorías del Neoclasicismo que tanto Mengs como su amigo Winckelmann exponían en sus obras y escritos. Nombrado primer pintor de Cámara de Carlos III, para Mengs sólo había un procedimiento válido de acercarse al arte: imitar la Antigüedad. Los artistas griegos habían alcanzado la perfección y, a juicio de Mengs, imitar sus obras conduciría a la comprensión y asimilación de la excelencia absoluta. El propio artista se atrevió a emprender una serie de experimentos arqueológicos utilizando sus vaciados para entender el aspecto que habían tenido las estatuas originales creadas por los clásicos.

Estos modelos escultóricos expresan también el interés hacia todo lo antiguo que se estaba experimentando en el siglo XVIII y reflejan el dinámico mercado anticuario romano, poblado de restos arqueológicos, falsificaciones y souvenirs, en el que era fundamental la intervención de restauradores y escultores.
A través de los modelos en yeso, dibujos del artista copiando o interpretando la Antigüedad, libros, documentos y otros objetos, la exposición Anton Raphael Mengs y la Antigüedad explora con rigor, a partir de una profunda reflexión científica, los aspectos mencionados. También se reconstruye el transporte de los vaciados a la corte madrileña, así como la función que cumplieron en la vida didáctica de la Academia y la influencia que ejercieron sobre sus discípulos y los principiantes en la institución artística.

La exposición sólo es posible en el marco de la Real Academia, donde se conservan los vaciados escultóricos recopilados por Mengs en Roma y Florencia, porque la fragilidad de estos yesos históricos y su vulnerabilidad imposibilita su traslado a cualquier otra sede. Ésta es la primera exposición celebrada en España en torno al análisis de los modelos estéticos de Mengs y su construcción crítica de los principios clasicistas. La reunión de las obras que la conforman permite ilustrar un momento histórico de gran relevancia en la evolución del arte occidental. 
La exposición Anton Raphael Mengs y la Antigüedad coincide con el 250 aniversario del nombramiento del pintor como Académico honorario.

HASTA EL 23 DE ENERO DE 2014.

2 de diciembre de 2013

63 obras maestras de la Colección Masaveu se muestran en CentroCentro de Cibeles.


Bartolomé Esteban Murillo. Virgen con el Niño, hacia 1660-1665. Propiedad: Corporación Masaveu. © De la reproducción: Fundación María Cristina  Masaveu, 2013. Autor de la fotografía: Marcos Morilla






Bartolomé Esteban Murillo. Virgen con el Niño, hacia 1660-1665.



Se ha abierto al público en CentroCentro Cibeles la muestra "Colección Masaveu:  Del Románico a la Ilustración. Imagen y materia", que, bajo el comisariado de Ángel Aterido,  mostrará una 
selección de las mejores obras que componen los fondos privados de los Masaveu, atesorados a través de tres generaciones de esta familia de empresarios e industriales asturianos que, además de adquirir 1.500 piezas artísticas, muchas de primer nivel, impulsaron, a mediados del s XIX, la apertura de la primera galería asturiana.

La conservación y difusión de esta colección corresponde desde 2006 a la Fundación María Cristina Masaveu Peterson, organizadora junto a CentroCentro de esta exposición, que da continuidad al programa-homenaje a los coleccionistas "Mecenazgo al servicio del arte", del que ya formaron parte las muestras dedicadas a los legados de la Casa de Alba y de Helga de Alvear.


El Greco. El Expolio de Cristo. Propiedad: Corporación Masaveu. © De la reproducción: Fundación María Cristina  Masaveu, 2013. Autor de la fotografía: Marcos Morilla   Santa Ana triple (Santa Ana, la Virgen y el Niño). Anónimo siglo XVI. Propiedad: Corporación Masaveu. © De la reproducción: Fundación María Cristina  Masaveu, 2013. Autor de la fotografía: Marcos Morilla.
El Greco. El Expolio de Cristo (fragmento). Propiedad: Corporación Masaveu. © De la reproducción: Fundación María Cristina Masaveu, 2013.
Santa Ana triple (Santa Ana, la Virgen y el Niño). Anónimo siglo XVI. Propiedad: Corporación Masaveu. © De la reproducción: Fundación María Cristina Masaveu, 2013.  Autor de laS fotografíaS: Marcos Morilla

Veremos en CentroCentro pinturas y esculturas de temática religiosa y fechadas entre los siglos XII y XIX que se exhiben por primera vez unidas, entre ellas Virgen con el Niño y Santo Domingo de Guzmán de MurilloSanta Catalina e Inmaculada Concepción de Alonso CanoLas tentaciones de San Antonio de El BoscoEl Expolio de Cristo y Santa María Magdalena de El Greco y una cuidada selección de pinturas flamencas e italianas y piezas de maestros anónimos medievales.

En el proceso de preparación de esta exhibición se han catalogado piezas inéditas, como San Diego de Alcalá de Pedro de Mena, antes atribuida a Alonso Cano o considerada anónima, o la talla San José y el Niño, asignada al círculo de Salzillo, y otras obras han cambiado de atribución, como Liberación de San Pedro, de Zurbarána Cavarozzi o El profeta Daniel, de Diego de la Cruz al Maestro de San Nicolás.


Mathis Gerung. El campamento de Holofernes, 1538. Propiedad: Corporación Masaveu © de la fotografía: Fundación María Cristina Masaveu Peterson. Autor: José Baztán, 2013
Mathis Gerung. El campamento de Holofernes, 1538. Propiedad: Corporación Masaveu © de la fotografía: Fundación María Cristina Masaveu Peterson. Autor: José Baztán, 2013


Informaciön obtenida de


27 de noviembre de 2013

Inauguración de "Mediterráneo Sur. Piedras con Pedigrí". En Tíltide.

Os damos la bienvenida a nuestro ESPACIO DE ARTE Y CULTURA, TÍLTIDE.


Ahora podéis contemplar la exposición Mediterráneo Sur. Piedras con pedigrí.


Una exposición conjunta inspirada en el mar, por el que los dos artistas, Ernesto Pedalino Y José Luis Fernández, se sienten profundamente atraídos.






En el trabajo de Ernesto Pedalino, se refleja la atracción que las piedras que abundan en las playas, al borde del mar, le motivan para realizar composiciones con diversos materiales, que en armónica conjunción con ellas, despiertan una sensación de belleza especial, al crear un objeto nuevo, distinto,  en el que el conjunto de las cosas que lo componen recrean una visión que sorprende y agrada al observador.



José Luis Fernández, en su línea de trabajo más conocida, la acuarela, recuerda momentos vividos junto al mar Mediterráneo, acuarelas realizadas de rincones intimistas que muestran lugares y momentos diversos,  algunos con el encanto especial de la cercanía, otros por el encuadre y el colorido, otros por la simplificación de las formas y otros por la abstracción, En consecuencia, es su forma de representar el puro sentimiento ante lo vivido y visto ante el mar.






















Os agradecemos vuestra compañía y buena acogida..... Y os esperamos cualquier tarde.
                           




Tíltide
Fernando el Católico, 28
Madrid. España

25 de noviembre de 2013

El Museo del Prado presenta la exposición “Historias Naturales".

[Img #15889]
“El Toro de Veragua” y “El Rapto de Europa








Un proyecto de Miguel Ángel Blanco, organizada con la colaboración especial del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y el apoyo de la Comunidad de Madrid. Veintidós intervenciones realizadas por el artista madrileño en las salas del Museo que consisten en la instalación de alrededor de 150 piezas de historia natural, procedentes en su mayoría del Museo Nacional de Ciencias Naturales del CSIC, animales, plantas o minerales; junto a 25 obras de la colección del Museo, que entrañan una estrecha relación con las mismas pero también con el propio edificio y con el entorno urbano del Paseo del Prado.

A través de la exposición, el Museo rinde homenaje a su historia y al origen de su edificio como museo de Historia Natural. Un 19 de noviembre de 1819, el Museo del Prado abría sus puertas por primera vez al público como Museo Nacional de Pinturas y Esculturas. Sin embargo, el primer origen del edificio neoclásico diseñado por Juan de Villanueva, que hoy sirve de sede al Museo del Prado, fue el de Real Gabinete de Historia Natural, tal y cómo lo ordenó Carlos III, en 1785.

Miguel Angel Blanco (Madrid, 1958), uno de los más destacados artistas españoles vinculados directamente a la naturaleza, subraya el aspecto histórico del Museo a través de veintidós intervenciones en las salas de la colección permanente que proponen aunar arte y naturaleza. Las piezas seleccionadas por el artista procedentes en su mayoría del Museo Nacional de Ciencias Naturales del CSIC, pero también de museos científicos como el Real Jardín Botánico (CSIC), el Museo de la Farmacia Histórica, el Museo de la Escuela de Minas y una obra del propio artista dialogan con los cuadros y esculturas del Prado e “interfieren” con ellos guiando al visitante en una nueva expedición “científico-artística”.


El edificio que hoy sirve de sede al Museo del Prado fue diseñado por el arquitecto Juan de Villanueva en 1785, como Gabinete de Historia Natural, por orden de Carlos III. Durante casi seis meses, las salas de la colección permanente albergarán, entre otras, algunas de las piezas que el propio Carlos III había adquirido al coleccionista y naturalista Pedro Franco Dávila para ese proyecto de Gabinete de Historia Natural que anteriormente había tenido como destino el Palacio de Goyeneche (actual sede de la Academia de Bellas Artes de San Fernando).



La exposición

“Historias Naturales. Un proyecto de Miguel Ángel Blanco” plantea veintidós intervenciones en las salas del Museo que consistirán en la instalación de alrededor de 150 piezas de historia natural -minerales, meteoritos, animales naturalizados y en etanol, fósiles, esqueletos, e insectos- junto a veinticinco obras de la colección del Museo, que entrañan una estrecha relación con las mismas pero también con el propio edificio y con el entorno urbano del Paseo del Prado.


El público visitante del Museo verá cumplidos los deseos de Carlos III de albergar en el edificio Villanueva un Gabinete de Historia Natural. Por vicisitudes de la historia, las ciencias y las artes ya convivieron bajo el mismo techo en dos ocasiones, en 1827 y durante la Guerra Civil cuando se depositaron en el Prado piezas del Real Jardín Botánico y del Museo de Ciencias para su mejor custodia.


Para llevar a cabo este regreso a la historia y origen del Museo, el artista Miguel Ángel Blanco no pretende reconstruir trescientos años después el Real Gabinete, “lo que he realizado en el Museo del Prado es una evocación de esa colección cuyo fantasma habita en el edificio Villanueva. Las veintidós intervenciones artísticas conforman un gabinete de futuro e incorporan un punto de vista creativo, interactuando con la colección permanente y favoreciendo una nueva forma de contemplación de las obras que ayude a su extensión imaginaria”.


22 Intervenciones artísticas – Miguel Ángel Blanco

La primera intervención que propone Blanco se desarrolla en la llamada rotonda de Ariadna presidida por la gran escultura recientemente restaurada “Ariadna dormida” (Anónimo, 150 – 175). A su lado, figura la escultura de Venus del delfín (Anónimo clásico, 140-150 d.C), la nueva protagonista de esta sala. Blanco ha suspendido del techo de la sala el esqueleto de un delfín procedente del Museo Nacional de Ciencias Naturales –“los huesos marmóreos del esqueleto se asimilan al mármol amarfilado de las esculturas”- proyectando su sombra sobre la Venus, “saltando como un leviatán para engullir a la diosa (…)”.


Otra de las instalaciones que mejor define la obra de Blanco dentro de las salas del Museo es su intervención en el emblemático cuadro de Joachim Patinir, El paso de la Laguna Estigia. El cuadro –uno de los que más ha fascinado al artista- deja de ser cuadro para convertirse en una extensión de la laguna. Se convierte en pigmento al situar en un primerísimo plano ante el cuadro una roca gigante de azurita (Museo Nacional de Ciencias Naturales -CSIC) –carbonato básico de cobre que Patinir utilizó como pigmento en la obra-, “que podríamos imaginar como resultado de la desecación de la laguna, con ayuda de la similitud entre la forma de su perfil y la de la piedra”.


La sala 55B del Museo es otro de los espacios convertidos en Gabinete por Blanco al introducir un esqueleto de una serpiente enroscada sobre sí misma junto a las tablas de la pareja de Adán y Eva de Durero. Se trata de uno de los más bellos ejemplares de la colección de herpetología del Museo de Ciencias Naturales. Los dos estudios de desnudos recuerdan, en esta instalación, más que nunca el interés de Durero por el tema de las proporciones humanas, “un empeño científico”, según Blanco. El artista muestra aquí una ambición estética en la colocación del esqueleto, y “la flexibilidad de la serpiente, debida a su grandísimo número de vértebras, hace eco a la sinuosidad de las figuras de Durero”. Procedentes también del Museo Nacional de Ciencias Naturales, llegarán tres anfibios y reptiles naturalizados y conservados en frascos históricos que acompañarán al óleo “El aquelarre” de Goya. Se trata de un sapo común (Bufo bufo), una cobra (Naja melanoleuca) y una salamandra (Salamandra salamandra gallaica). Junto al cuadro se colocará también el esqueleto de un murciélago conservado en una campana de cristal, así como el cráneo con cuernos de un alcélafo o búbalo común (Alcelaphus major) que se colgará de manera invertida.


Otra de las intervenciones más destacadas es la que aúna 19 meteoritos y el cuadro “Nacimiento de la Vía Láctea” de Rubens, entre ellos, el de Allende, uno de los más estudiados. Se trata de una condrita carbonácea cuya estructura sirve a los científicos para acercarse a los orígenes del Sistema Solar.


Tampoco dejarán indiferentes a los visitantes los 75 insectos que se situarán junto al tríptico “El carro del heno” de El Bosco. Las piezas, colectadas y estudiadas a lo largo de los últimos 100 años, y entre las que se encuentran libélulas, escarabajos, saltamontes, grillos, insectos palo, mantis religiosas y avispas, se mostrarán expuestas dentro de una gran caja. La mayoría proceden del extranjero, pero hay algunos ejemplares que fueron capturados en la Península y en las Islas Canarias, y alguno no muy lejos del Museo del Prado; es el caso de una libélula capturada en la Casa de Campo de Madrid.


Las veintidós instalaciones de Blanco se completan a través de la que el propio artista realiza con una de sus obras, “Libro-caja” nº 1072, perteneciente a su proyecto vital y creativo que mejor le identifica, la Biblioteca del Bosque. Dentro de esta biblioteca, Blanco guarda 1.131 libros-caja que contienen elementos naturales, creando en cada uno un micro-paisaje. El libro-caja que ha seleccionado para su intervención cobra este sentido frente al cuadro de Lucas van Valckenborch, “Paisaje con ferrerías”, 1595. Es según Blanco uno de sus libros-caja más paisajísticos, que se relaciona visualmente con los cuadros de paisajes de la sala 57 del Museo.



 “Me siento cercano, entre estos pintores flamencos, a Lucas van Valckenborch, que en algunas ocasiones se autorretrataba en sus cuadros, con un cuaderno de dibujo sobre las rodillas, revelando la práctica de observar el paisaje real (…)”. “De todos los entornos naturales, el bosque es mi lugar, el árbol mi igual”.


                                                                                                                      Miguel Ángel Blanco.
 [Img #15890]

17 de noviembre de 2013

MEDITERRÁNEO SUR. PIEDRAS CON PEDIGRÍ.



Es esta una exposición conjunta de Ernesto Pedalino y José Luis Fernández,  en la  que se muestran dos momentos de trabajo e  inspiración, influenciados por el mar Mediterráneo.

Se presenta en nuestra Galería de Arte, Tíltide, entre el 22 de noviembre y el 20 de diciembre de 2013.





En el trabajo de Ernesto Pedalino, se refleja la atracción que las piedras que abundan en las playas, al borde del mar, le motivan para realizar composiciones con diversos materiales, que en armónica conjunción con ellas, despiertan una sensación de belleza especial, al crear un objeto nuevo, distinto,  en el que el conjunto de las cosas que lo componen recrean una visión que sorprende y agrada al observador.



José Luis Fernández, en su línea de trabajo más conocida, la acuarela, recuerda momentos vividos junto al mar Mediterráneo, acuarelas realizadas de rincones intimistas que muestran lugares y momentos diversos,  algunos con el encanto especial de la cercanía, otros por el encuadre y el colorido, otros por la simplificación de las formas y otros por la abstracción, En consecuencia, es su forma de representar el puro sentimiento ante lo vivido y visto ante el mar.










Galería Tíltide.
Calle Fernado el Católico, 28.
Madrid. España.


11 de noviembre de 2013

José Luis Fernández.

Acuarelista, escultor, dedicado desde muy joven a la expresión artística en técnicas diversas: mixtas, collages,  tintas... Creador e impulsor de la Galería Tíltide, desde el año 2.000, donde se encuentra ubicado su estudio, y  en la que además de tener una exposición permanente de su obra, comparte el espacio  con otros grandes artistas.

 Acuarelas

         
      Donde el aire es verde  
Acuarela sobre papel. Marina.
        Medidas: 14 x 38 cms.
       480 €





Aire de sol
Acuarela sobre papel. Marina.
Medidas: 56 x 76 cms
1.800 €





Arroyo del olvido
Acuarela sobre papel. Paisaje.
Medidas: 18 x 28 cms
480 €




   
Invierno
Acuarela sobre papel. Bodegón.
Medidas: 56 x 76 cms.
1.800 €





La Biblioteca
Acuarela sobre papel. Paisaje urbano.
Medidas: 28 x 38 cms.
650 €




La caricia del azul
Acuarela sobre papel. Marina.
Medidas: 76 x 100 cms.
2.300






La huella del aire
Acuarela sobre papel. Marina.
Medidas: 25 x 57 cms.
750 €






Verdes de Valencia
Acuarela sobre papel. Paisaje urbano.


Medidas: 28 x 38 cms.
650 €


Currículum

EXPOSICIONES INDIVIDUALES


Desde 1988, hasta hoy, expone individualmente en diferentes Galerías
de Arte, en Madrid, Almería,  Zaragoza y Pedraza (Segovia).
A partir del año 2000, expone en la Galería Tíltide, donde instala su estudio
y realiza exposiciones anuales, estando su obra permanentemente a disposición
del público.



CERTÁMENES


1986   X Certamen Nacional de Acuarela.Madrid                 
1987   XI Certamen Nacional de Acuarela.Madrid
1990   XVII Exposición de Acuarelas de la A.E.D.A.Madrid.
1991   Exposición Nacional de Acuarela.Madrid.
1992   LIX Salón de Otoño.Madrid.
           XXX Exposición de San Isidro de Temas Madrileños.
           Certamen de Acuarela de la Casa del Reloj.Madrid.
1993   I Salón de Invierno de Acuarelas. Madrid.                            
1996   XXXIV Exposición de San Isidro de Temas Madrileños.
           XXIII Exposición de Acuarelas de la A.E.D.A.Madrid.
           LXIII Salón de Otoño.Madrid.
           IV Salón de Invierno de Acuarelas.Madrid.
1997   XXIV Exposición de Acuarelas de la A.E.D.A.Madrid
           Galería Gaudí.Colectiva.Madrid.
          VIII Certamen de Acuarelas "El Tormo".Cuenca.
1998     I Salón de Acuarela y la Navidad. Madrid.               
1999    VI Salón de Invierno de Acuarelas . Madrid.                                                                                          
2007    IV Certamen Francisco Revelles de Acuarela
                                                              

OBRA PERMANENTE EN INSTITUCIONES Y COLECCIONES

Mural escultórico taurino (25 mts) situado en el vestíbulo de la estación de Metro de la Plaza de Toros de Ventas. Madrid.
Obra Cultural de la Caja de Ahorros de Almería.   
Ayuntamiento de Madrid.
Comunidad de Madrid.
Ayuntamiento de Pedraza. Segovia.
Colecciones privadas en España: Madrid, Barcelona, Mallorca, Zaragoza, Vigo, Orense, Almería, Oviedo y Segovia.
en la Unión Europea: París, Italia y Escocia.

BLIOGRAFÍA

Acuarela. Exposición Nacional.(Catálogo). Ayuntamiento de Madrid. Madrid 1991. Págs. 84 y 186.
LIX Salón de Otoño.(Catálogo). Asociación Española de Pintores y Escultores. Madrid 1992. s/p, nº 29.
"Nueva estación de Metro en Ventas".Ya. Madrid, 9 de mayo de 1989. Pág, 21.
"El mural escultórico de José Luis Fernández González."Tecniarte.Madrid, 25 de junio de 1991. Págs.18 a 22.
"Acuarelas de José Luis Fernández". El Punto de las Artes.Madrid, 18 a 24 de febrero 1994.
LXIII Salón de Otoño.(Catálogo.). Asociación Española de Pintores y Escultores. Madrid 1996.Pág. 56.
Diccionario de Pintores y Escultores del siglo XX.Ed. Forum Artis.
“Trazo casual”. El Mundo. MetropoliMadrid, 16 de marzo de 2001, pág. 48.
“Paisaje Urbano”. El Mundo.Metrópoli.Madrid, 8 de junio de 2001, pág. 42.
“Lienzos de verano”. El Mundo . Metrópoli.Madrid, 7 de diciembre de 2001, pág. 50
 Desde el año 2001, criticas de las exposiciones en El Punto de las Artes.
  


“Instante”

Mural escultórico de José Luis Fernández, construido en acero cortén, cobre y latón, situado en el Vestíbulo de la Estación de Ventas del Metro de Madrid. Medidas: 25 x 3 metros.  

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...